sábado, 29 de diciembre de 2007

La venganza de Gaia



Se despertó bañado en sudor
Y un frío interno le estremeció
Se hizo la luz, y en su cama junto a él...
¡Vio a esa mujer!

Fue como aquel beso que no dio
Como ese “te quiero” que negó
Llegó la hora de echar cuentas y él lloró.

Tú representas a todo ese horror
Que enferma y mata el planeta
Al condenarme
Abortaste también tu perdón.

Yo soy el aire, la brisa y el mar
Y el Amazonas que herido
Sangra por vuestra ambición
Yo soy parte de él.

Todo mal que me hagas, a ti te lo harás
Pues la Tierra es tu hogar
Y al igual que amar, también sé castigar
La venganza de Gaia tendrás.

Toda su vida ante él desfiló
Vio su niñez, no se reconoció
Que su inocencia murió por su ambición
¡La asesinó!

Aparecieron en su mansión
Un ciervo anciano y un halcón,
Un bosque quemado y un sauce llorón.

Esto es un juicio y este el tribunal
Que ha de condenar tu usura
El ozono es el fiscal y una ballena el juez
Un río contaminado en pie
Hace pasar al jurado
Formado por la justicia, el amor
Y algún pez.

Todo mal que me hagas, a ti te lo harás
Pues la Tierra es tu hogar
Y al igual que amar, también sé castigar
La venganza de Gaia tendrás.

Busca una nutria a su amor y ve
Que la acaban de asesinar
Ha muerto a golpes de sin razón
Sólo querían su piel
Y no entiende por qué, si ellos tienen piel
Matan por otra tener
Le intenta despertar, pues va a amanecer
Y han quedado en ver salir el sol.

Has de pagar y este tribunal
Te condena a un árbol ser
Y cuando tengas sed, sólo de beber
Lluvia ácida tú tendrás
Y la nutria lloró, pues vio que su amor
De nuevo tenía piel
Y el sol se despertó y corrieron a ver
Un nuevo amanecer...
¡Y el mar sonrió!

Cuentan que tras una tormenta ayer
El viento derribó un árbol
Y que su tronco, de casa sirvió a un castor.

Todo mal que me hagas, a ti te lo harás
Pues la Tierra es tu hogar
Y al igual que amar, también sé castigar
La venganza de Gaia tendrás.

La venganza de Gaia tendrás.


Aquí está este tema de Mägo de Oz (álbum: Gaia)
Si, estos señores son grandes. Al menos se preocupan por cosas más allá que un coche nuevo o la fiesta de anoche.

Decidí abrir esta entrada cuando iba en el Metro pensando en lo que viví en el Aula de verano de la UIMP y sobre poco o no tan poco que contaminaba el tren del Metro. Pero estos últimos pensamientos duraron poco para volver a caer en el recuerdo acerca de "lo de Santander".
Y si digo la verdad me acordé nada más empezar a pensar en lo que dijo en aquel momento un anónimo desde el fodo del habitáculo tras una ponencia de Miguel Delives (hijo) llamada La biología de la conservación. Como creo que la mayoría de los que entren no saben qué dijo este anónimo lo reproduzco:
Yo, en realidad, no quiero hacer una pregunta, sólo un comentario: no creo que debamos conservar la Tierra porque nos convenga, sino porque se lo merece

Bien, pues este anónimo (llamado Daniel) puede presumir de haberse hecho famoso durante 15 minutos al menos. Es digno de alabar: supo tener el valor para decir su opinión ante una celebridad como es Miguel Delives. (Espero que este conferenciante estuviera allí por su trabajo).
En aquel momento todos se giraron hacia atrás para poder descubrir su identidad (yo me incluyo).

Entonces empecé a cuestionarme si yo hacía algo para no ensuciar el aire, el agua... o mismamente la calle. La respuesta fue que hablo demasiado y hago poco; para llegar a esto me baso en que actualmente estoy dando clases de prácticas de conducir para sacarme el carnet y así poder ir a los sitios en coche con el ahorro de tiempo correspondiente (o no) y la contaminación que deriva de ello. Sin salir más lejos de mi vida mundana el otro día que saqué la basura me dí cuenta de que llevaba una botella de plástico y en ese momento no pensé que la podría echar al contenedor amarillo... lo que acabo de decir se me ocurrió en la vuelta a la casa de mis padres.
A partir de ahora intentaré ser mejor animalito y cuidar más a mi sustento (lo que me da vida y me la quitará).

Yo creo que hay que cuidar la Tierra no como obligación para no producir nuestra propia extinción sino porque es necesario para que los demás organismos vivan. Un Homo sapiens sapiens no tiene derecho a hacer que un Escherichia coli se extinga sólo porque la modificación que a creado en el medio haga que la bacteria, que no tiene nada de culpa, desaparezca.
(Sé que el E. coli no se va a extinguir por muy mal que nos portemos con la Tierra porque la mierda favorece que crezca; era sólo por poner un ejemplo absurdo que llamase la atención)
A lo que quiero llegar es a que nadie le puede decir a un bosque de sabinas es que se quite de ahí porque quiero construir unos apartamentos o porque quiero la madera para hacerme unos muebles estupendos. Nadie tiene derecho a hacer eso.
Destruir la naturaleza debería estar más penado por la ley en mi opinión porque por ejemplo los causantes de incendios cumplen a lo sumo 2 años de cárcel. Aunque reconozco que en general habría que hacerle una reforma al código penal en España.

Tras haber hablado un poco del impacto directo del hombre, paso a hablar del indirecto.
Ahora recaigo en algo que me contó una vez mi abuela cuando íbamos por el bosque:
Antes, esta orilla del embalse* estaba rodeada de chopos, pero ahora sólo quedan estos pocos, los demás se fueron muriendo sin saber por qué si no se talaron.

*Embalse de Riosequillo (Buitrago del Lozoya, Madrid)

Tras hablar sobre ello durante un rato empezó a decir que quizás fue por el cambio de clima o la contaminación del agua. Yo me inclino más por el cambio climático porque se extrae un agua mineral que se vende en las tiendas y se supone que es sana. (Cuando averigüe la marca la pondré para que no la compréis).
Aquí está quizás el tema más importante: lo que causamos y no nos damos cuenta porque parece más lejano y no nos llama a la puerta de casa. Tantos automóviles, industrias que emiten gases, vertederos con basura sin tratar, residuos tóxicos, fugas con sustancias pesadas... están haciendo que la dinámica normal cambie y unas especies más tolerantes a la contaminación preponderen sobre otras más vulnerables o que simplemente mueren por las sustancias tóxicas.
Para notarlo sólo hay que fijarse en el cada vez menor número de anfibios que quedan, pues ellos son los que nos pueden indicar palpablemente los cambios ambientales que causan su muerte al tener una piel tan sensible.


Si se tomaran medidas mundialmente útiles se podría hacer mejorar la salud de Gaia pero parece que interesa más comer unos tomates bien hermosos abonados con guano (para lo cual hemos espantado a un montón de aves de sus lugares de puesta y hemos nitrificado el suelo de tal manera que no crece nada) que asegurarnos un futuro para nosotros y los que vendrán después.
La avaricia del hombre romperá el saco... y no es una predicción de futuro: ya se está rasgando.
Aunque os parezca una locura, yo estoy a favor del movimiento de extinción humana voluntaria porque la sobrepoblación es la causante de todo mal: de que unos se mueran, otros derrochen y se estropee todo. Para mí no hace falta más gente de la que ya existe en número, lógicamente habrá que ir renovando pero sin aumentar el número. Así se podría reestablecer el equilibrio necesario para que la naturaleza vuelva a funcionar correctamente.


Ya estamos sufriendo la venganza de Gaia y creo que aún la podemos apaciguar si actuamos seriamente.

Yo me pregunto por qué con todo lo sapiens que somos no da un cambio para intentar remediar todo el mal hecho sólo para beneficio nuestro. Aquí entran al debate los gobiernos (y prefiero no pronunciarme sobre ello).

En fin, sentía la necesidad de escribir algo así y ,aunque sé que no es nada del otro mundo y seguramente ya habréis leído algo parecido, espero que a alguien le haga pensar un poco como a mí.

Entrada dedicada a Daniel (que espero que por mi bien no la lea) y a los pocos lectores que pueda tener, especialmente a los que comentaron antes de que acabara de escribir la entrada.

Creative Commons License


Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

3 comentarios:

Enrique dijo...

muy bonita, una crítica social fuerte, a mi me gusta bastante mägo, veo que a ti te encanta, has seleccionado una gran canción.
PS: Tenemos que hablar muy seriamente.

Brais dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Brais dijo...

Con la excusa de que no estaba completo el artículo, he borrado el anterior comentario :þ

Ah, tienes suerte de que "mi obra" tenga licencia CC, que sino... xD. No es cierto que la tenga, de todas formas.

En cuanto a la conservación de la tierra, puedes hacer muchas cosas, sencillas, pero que son... "acumulables"... Apaga lo que no estés utilizando, no dejes un grifo abierto porque sí, cierra la nevera pronto, ¡usa el metro aunque puedas ir en coche! ^^ , date duchas de 5 minutos...
No hace falta que la raza humana se "extinga voluntariamente" ¬¬
Además de que no es posible, por simple selección natural: veamos, supongamos que un cierto número de personas se adhiere al movimiento por la extinción voluntaria... esas personas probablemente no tendrán muchos hijos a los que convencer desde pequeños, seguramente ninguno, así que su "teoría" irá llegando cada vez a menos personas, hasta que finalmente todos mueran sin descendencia y el movimiento se acabe ^^

Ahora hablando en serio, ... bueno, no sé hablar en serio, así que lo iré dejando. ¿Quieres que le diga a Dani que se pase por aquí? xD.

Nos vemos!